lunes, septiembre 26, 2005

Manifiesto
Es en este universo borgiano en el que vivo
en el de los laberintos y las ruinas circulares
escribiendo siempre el mismo libro
del que todos son diferentes versiones
y de él tomo magnificas metáforas
ya que a metáforas se remite el motor de la existencia
y cuando a las metáforas se las hace verdades literales
históricamente probadas, únicas y propias
las guerras se desatan,
las verdades se disputan
y la esencia se pierde
en el disfraz de Pierrot y Colombino
Y en este carnaval
todo es lo que no parece
y lo que parece también es existencia
y también es ni lo uno ni lo otro
solo trascienden las leyendas
que en la eternidad de la existencia
burlan la ficticia finitud del tiempo
ese imprescindible invento que hace accesible
en códigos comunes y mortales
la focalizada percepción
la conciencia limitada
y allí al igual que Borges
y gracias a Dios, por un instante
dudamos si somos nosotros o el otro
y al igual que en la otredad
de ese otro hombre
que en su rayuela lo dice en ingles también
para que entiendan los que unificaron los idiomas
pero no sus connotaciones y vivencias
y Cortazar nos pone en alteridad
con el otherness
y también como ligado con la Maga
nombra con esperanza ese togetherness
la juntedad que da sentido al laberinto
y que hace realidad ese absoluto
el que todo se toca con todo y con el todo
y lo demás es fragmento, limite impreciso
inconciencia, retracción , frontera
la existencia es eterna y excelsa
y nosotros humildes pasajeros
que encarnamos parcialidades transitorias
imprescindibles, únicos , salvajes
maravillosos engranajes que hacen rodar
las ruedas de las Moiras
y en magnificas versiones vamos revelando
lo tantas veces anunciado
en lenguajes crípticos y aciagos:
la existencia es total y eterna
en continua transformacion vive y se sustenta
y fluye dinámica y sensible
al orden ancestral y en octogonal tela
tejida por las arañas que encarnan el destino
y la libertad para tomar caminos.
Y una red es una telaraña
y los clusters son también mandalas
las conexiones y los símbolos
la distancia en la evolución de los arcanos
en el centro del cambio que es lo que no cambia
Y así como la contradicción da coherencia
el entender la elementaridad de la existencia
y la diversidad de las combinaciones
como un despliegue de magnificencia
Y así volviendo al Borges ultraista
en defensa esencial de la metáfora
como esa imagen significativa
que habla sin nombrar y nos remite
a las múltiples, infinitas y complejas capas
a las que apela en su sabiduría
la simbólica eternidad de las imágenes
y aquella que trasciende época y cultura,
lengua y geografía
sistema , autoridad y economía
nombre de deidades y entidades
reglas y normas transitorias
aquella que está más allá
Y se replica
en diferentes versiones de lo mismo
lo que no cambia por ser cambio y adjetivo
y así nada ni nadie esta aislado
todos y todo somos hijos
de la combinación nace lo nuevo
el poder ofrece resistencia
y de ese juego nace el crecimiento
y cada manifestación tiene su opuesto
y crecer es trascender la dualidad
para crearla de nuevo
y siempre es expansible la conciencia
y los limites son solo la gradualidad del ciclo
y su reconocimiento , la libertad de su belleza
Todo nace, todo crece, todo envejece , todo muere
y vuelve el ciclo a replicarse eternamente
Y como dice Elainne, es imposible no ser afectados
solo es posible elegir por la conciencia
el orden de prioridades
y abrir y cerrar la exclusa,
para que el flujo acuda con la pausa necesaria
para poder asimilarla
es incalculable o infinito
la magnitud y el alcance del mas mínimo gesto
cada onda mueve una cadena
y un suspiro puede desencadena un terremoto
y somos uno y somos parte del todo
y mientras vamos siendo, descubrimos
velo tras velo, capa tras capa
la esencial estructura subyacente
el andamiaje
que está abajo del ropaje
lo que tiene de común en absolutos
la numeralidad contenida en el cero
la infinitud de la verdad en el silencio
la infinitud de las formas en el vacío
o en la vacuidad mas extensa
Y son también eternos, el miedo
la agresión o la huida , como defensa
la atracción y el cortejo
como procreador perfecto
Y nueve son las lunas en las que el hombre se gesta
Y el tres, la evolución y resolución de diferencias
así también acude lo sublime
la condensada maravilla de la energía
que crea y que destruye
y que en su misterio nos fascina
esa que mueve en su cósmica danza, Shiva
y que en su totalidad encarna Khali
esa que también Borges le dice a Buenos Aires
y que habla de las necesarias caras
“no nos une el amor sino el espanto
será por eso que la quiero tanto”
y sigue así la fervorosa danza de la vida
con gente que le canta a las verdades
como lo hace Serrat, como lo hace Sabina
como lo hace Homero Manzi, como lo hace Gladis Blazquez
y cada poeta y cada artista y cada madre
que para ser madre necesita un padre
y cada flor y cada brizna y cada brisa
y cada llama y cada terrón y cada piedra
en eterna transformación constante
vinculados
en patrones y tendencias
con-formados
incididos incidiendo,
formi-dables
maravillosos, únicos diversos
y absolutamente comunes
seguimos construyendo solo siendo
la mas inmensa red de aconteceres
con los que en su sabiduría y reverencia
trenzan las líneas del misterio
con la magia de lo cotidiano
con la humildad de lo ordinario
con la
inocencia de lo veterano
con la totalidad de lo minúsculo e inmenso.

domingo, septiembre 18, 2005

Amigarnos

A veces es el tiempo

a veces es la historia
a veces una mirada, un gesto
a veces la maravillosa circunstancia
de coincidir en espacio, tiempo y alma
lo que va tejiéndonos la trama
en la que con placer nos amigamos
nos unimos corazón a corazón
y mano a mano
en esto de ser y sernos
apoyo, confidente
cómplice, compinche, camarada
espejo y alborada
atardecer, crepúsculo
esplendor dorado
larguísimos cafés de madrugada
nostálgica guitarreada
gozosos entusiasmos
metidas de pata
disquisiciones estiradas
Ritos de repetición y de promesas
de encuentros, de anécdotas, de charlas
identidades conseguidas, confianzas maduradas
barriletes para remontar los sueños y las ganas
y esa risa fácil que nos cura el alma
cuando el dolor también nos hermana
Y esa inmensa gloria de sentirnos dentro
de querernos tanto
de encontrar los tonos
de seguir los ritmos
de bailar la danza
eternamente nueva
de construirnos siempre.
de abrirnos el alma.
Córdoba 21/07/03